jueves, 20 de enero de 2011

Pulseras con piedras naturales

Sois pocas las que os habéis percatado del cambio de imagen de mi blog y es que, desde siempre, al cambiar de año, mi cerebro empieza a desear, también, cambiarlo todo de color.

Antes era con respecto a la ropa, ahora lo acabo de aplicar al fondo de mi blog y, por último, aprovechando que me he tomado quince diítas de" medio-descanso", he cambiado todas las paredes de mi casa: las zonas de paso, que estaban en un tono beigue, han pasado a ser gris medio, la zona dedicada (ahora) al taller, que estaba en el mismo tono, pasa a ser de un azul cobalto que tira a pastel (esto aun no lo he visto acabado) y, ahora viene lo fuerte, mi dormitorio que era totalmente rojo inglés o granate, incluido techo, pretendía llegar a convertirse en  una especie de azul-verdoso que he visto en algunas decoraciones de casas de campo inglesas y francesas (todo esto en revistas) y, curiosamente, ha quedado totalmente azul turquesa.
Pensaréis...¡qué horror! pero tenéis que verlo, jamás había visto una habitación de ese color y, primeramente, impacta, impacta mucho, pero al ser un espacio bastante amplio y haber puesto unas mesillas antiguas en madera muy oscura y las cortinas y edredón en un blanco liso impoluto, he conseguido restarle agresividad y que resulte muy acogedora.

Volviendo al trabajo, comprobaréis que ya he empezado a jugar con las piedras naturales, como comenté en otra entrada, por lo que os dejo este pequeñísimo avance.



4 comentarios:

Anacleta Coqueta dijo...

Nini, hija por qué no te vienes a pintar mi casa ;-)

En mi piso el salón es verde botella y la habitación principal azulón fuerte, estoy deseandito deshacerme de esos colores tan agresivos, como dices tú, y pintar en tonos claros para ganar luminosidad y armonía...

La pulsera preciosa, y el blog también ;-)

M Y T dijo...

Ahora entiendo los comentarios de tu hijo sobre el color del dormitorio jajajaja no sabía explicarmelo.
Los cambios para mejor siempre son buenos.
Bicos

maite dijo...

Me ha encantado el cambio de la foto del blog, al principio no me gustaban mucho las calaberitas, pero de verlas en tus joyitas, ahora me apasionan. Son fantasticas y únicas (tuyas). Un beso enorme y no solo se cambia por fuera si no tambien por dentro y eso...... es bueno.
Besos wapi.

susana dijo...

Miedo me das......... tu haces como yo dos minutos libres y tu cabeza ya da vueltas, si me he dado cuenta del canvio de imagen de tu blog, alprincipio pense , carajo !!!!! donde me he metido,pero las calaberas te quedan mejor en eso fondo,un abrazo