miércoles, 27 de octubre de 2010




Hace día unos días estrené una camisa  negra que llevaba unos botones dorados monísimos pero antes de que acabase el día, cuatro de ellos estaban por los suelos...
¿No os habéis fijado?.
 Con la excusa de la crisis todas las empresas están bajando la calidad de los acabados, por no hablar de los materiales, no soy capaz de encontrar un jersey con un buen punto a un precio moderado, como hace un par de años; ahora encontramos plástico en la mayoría de los complementos pero lo camuflan con palabras bonitas para que no se note, pero sí se nota...no hay que ser un entendido para distinguir materiales naturales de los sintéticos: sus colores, su brillo, los propios defectos que hacen distinguen unos de otros y embellecen a la vez...para ejemplo, esta piedra irregular de ojo de gato y las bolas de ágatas fuego que la acompañan.
¡Cuanto más las miro, más me gustan!


3 comentarios:

M Y T dijo...

Creo recordar lo de los botones de tu camisa ;-)
Unas piedras preciosas.
Bs

Lucía dijo...

Eso de los botones es cierto, pero fallan en todo en los remates, hilos colgando. Un desastriño.

Precioso el collar.

Nini dijo...

Hoy me compré una falda y ya no me la pude traer a casa, se fue directa a la modeista porque la cremallera estaba rota. Al final, lo barato, siempre sale caro.