jueves, 22 de abril de 2010

Agata fuego

Pensaréis que siento debilidad por los objetos que traen buena suerte, siempre introduciendo amuletos en mis diseños...que si tréboles, elefantes con la trompa para arriba y hoy... traigo una piedra que, presuntamente, atrae la suerte en relación al amor y las pasiones.
¡Lo juro!, no tenía ni idea, ni siquiera la encargué yo, vino por equivocación, pedí unas cornalinas por teléfono y me trajeron esta preciosa piedra; me la tuve que quedar, sus diferentes tonalidades y el hecho de que esté tallada me parecieron dos buenísimas razones. Como siempre, un sencillo montaje, hace que toda la atención se centre en ella, ¿para que complicarse?
¡Lo sé!, falta la foto con modelo...¡todo se andará!

5 comentarios:

Borne dijo...

Qué bien que te llegaron por equivocación, yo siempre creo que las cosas suceden por alguna razón y sin duda estas piedras estaban destinadas a ti, son muy bonitas.

Nini dijo...

La verdad es que sí, no es la primera vez que me pasa esto y la historia acabó igual de bien.
Yo también estoy segura de que las cosas siempre pasan por algo y hay que dejarse llevar.

LastChild dijo...

Qué bonitos te han quedado. Me encanta la oscura. Dan ganas de tocarlas, parecen tan suavecitas...

Lucía dijo...

Son preciosos, ya estás separando uno para la menda. La pulsera monísima, pero ya la conocía, aún a sabiendas que a mí en rosita era la que menos me gustaba, je, je...... es que ya sabes que soy medio marimacho.Lo del café cuando quieras iremos , recuerda esta fecha 23 de Mayo a las 12. Ya te lo iré recordando hasta que la memorices ¿vale?

Nini dijo...

Con la buena memoria que tenía yo, para todo, y ultimamente...voy de olvido en olvido.
Ya te guardo una bonita, bonita.