lunes, 21 de julio de 2008

Super cascabel

¡Me encanta que suenen, ponle un cascabel!-me decís algunas- yo, como siempre, obedezco.
¡Qué horror, hago un ruido espantoso, quítame el casacabel!-me han llegado a decir.
-Sin problema, lo cambio por otra cosa y solucionado.
Esta vez, aviso con antelación: lo que hay entre el botón y el candado es un cascabel auténtico y aunque su tamaño parezca exagerado, su sonido no lo es; suena, sí,sí, no os engañaré, algo suena...pero es tan mono...

2 comentarios:

LORETO dijo...

Precioso. No te olvides de mi cascabel en la pulsera en tonos marrones. Te llamo. Por cierto, ideal el de Lucía. ¿Te puedo encargar desde aquí uno para el santo de una amiga? ¿Podría ser en azules?

Nini dijo...

Hola reina, no me olvido de tu cascabel. Ya tengo las pulseras verdes. Mañana las verás. Llámame o pásate mañana por aquí, estaré todo el día.